animales

Displasia de cadera en perros: Qué es

Una de las enfermedades más progresiva y dolorosa que pueden afectar a tu perro es la displasia de cadera, aunque afecta más a los perros adultos, los jóvenes no están exentos, así que cualquiera puede padecerla. De seguro te preguntarás Qué es la Displasía de cadera en perros, por lo que debes conocer toda la información necesaria para que sepas cómo puede afectar a tu mascota.

¿Qué es la displasia de cadera en perros?

La enfermedad displasia de cadera ocurre cuando existen alteraciones de la articulación entre el fémur y el punto de contacto en la cadera. Es decir, es una malformación de la articulación de la cadera que no permite que la cabeza del fémur encaje completamente en la cavidad.

Se define por una inestabilidad de la articulación a una edad temprana que genera un rozamiento constante, que es lo que acaba maltratando el cartílago, para terminar en artrosis. Esta enfermedad es hereditaria.

Grados de patología de la displasia de cadera en perros

Primer grado

Es leve, ya que la cadera está casi normal solo con una pequeña excitación con mínima subluxación y con pocos cambios degenerativos.

Segundo grado

También se le considera leve, aunque en este caso si se observa una marcada subluxación lateral de la cabeza femoral en el que 25 a 50% se encuentra fuera de la cavidad.

Tercer grado

Ya es considerada una displasía de cadera moderada ya que entre el 50 a 75% de la cabeza femoral se encuentra fuera de la cavidad y en este grado los cambios degenerativos son más importantes.

Cuarto grado

A este nivel la displasia de cadera es considerada grave por la luxación de la cabeza femoral y aplanamiento del borde de la cavidad y la cabeza femoral. En cuanto a los cambios degenerativos son muy marcados.

Cómo saber si tu perro padece displasia de cadera

  • Disminución del nivel de actividad diaria en el canino.
  • Le cuesta levantarse.
  • Siempre se encuentra rígido.
  • Cojea al despertar o después de una actividad física.
  • Sus carreras son de estilo saltos de conejo.
  • Observas dificultad para subir o bajar escaleras, así como para salir de los vehículos.
  • Atrofia muscular en el área de la cadera.
  • Presenta malestar estando sentado o acostado.

Cabe destacar que todos los animales no presentan todos los síntomas, pero no descartes la enfermedad si observas que tiene la espalda curva y se queja constantemente al andar o si escuchas chasquidos a su andar. Estos síntomas son más evidentes cuando el perro envejece ya que sus caderas están deterioradas.

Tratamientos para la displasia de cadera en perros

Tratamientos quirúrgicos

Se pueden realizar diferentes intervenciones, todo dependerá del grado de displasia que padezca el perro, en esta operación se buscará corregir la posición de la articulación y así mejorar la movilidad del canino.

Tratamiento alternativo

Son terapias basadas en disminuir el dolor y evitar que siga progresando la degeneración del cartílago y así potenciar la musculatura.

Si sospechas que tu perro puede estar padeciendo de displasia de cadera no demores en llevarlo al veterinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *