Blog Personal Política y Economía
Showing posts with tag: Alianza

La Gobernabilidad

Desde que existe la posibilidad de que la Alianza sea gobierno a partir del 10 de diciembre de 1999, la preocupación sobre la gobernabilidad comenzó a flotar el ambiente. La primera cosa interesante es que no es muy claro que es la gobernabilidad y aquí trataremos de hacer algunos aportes que sirvan como disparadores que enriquezcan este debate.

Cuando se cuestiona la gobernabilidad, se esta directamente imaginando acciones que uno quisiera hacer, pero que no podrá por diferentes limitaciones. Estas diferentes razones tienen muchas dimensiones que puede ser el contexto internacional (la globalización), los problemas institucionales (mayoría del Senado de la oposición o la Corte Suprema en contra) y los xxx políticos (muchas demandas sociales sin capacidad de respuesta), y seguramente otros.

Pero si los problemas de gobernabilidad son restricciones a lo que se quiere hacer, lo primero que hay que analizar es ver si coincidimos en lo que se quiere hacer. A veces los problemas de gobernabilidad se parecen a la globalización, suena importante y básicamente sirve para justificar lo que no se quiere hacer, diciendo que es algo que no se puede hacer.

Durante este año se irá definiendo lo que realmente la Alianza quiere hacer y en función de eso tendrá que ir actuando para comenzar a consolidar un poder político social que le permita ir levantando las limitaciones que cree se le presentarán en el camino de lo que quiera hacer.

Entonces la gobernabilidad no es reconocer las limitaciones , aceptarlas y moverse dentro de los márgenes que ella deja actuar. Gobernabilidad es reconocer la limitaciones del porno argentino y trabajar duramente para removerlas. Muchas veces parece una persona poco práctica y se la desprecia cuando imagina tareas utópicas. Mucho más limitado esta la persona que no tiene utopías, porque solo se moverá en el estrecho margen que le deja la realidad, y que normalmente esta moldeada por otros factores, que no los más democráticos.

De eso se trata justamente la gobernabilidad, de ir construyendo poder político para llevar adelante la política definida. Aquí es donde surgen algunos de los cuestionamientos que se le presentan a la Alianza, ¿Cual es su base social de sustentación? y ¿Que estrategia política se da hacia ella para que luego sea el soporte cuando a esas políticas se le presenten resistencia?.

Es clara la alianza del gobierno de Menem con los grupos más concentrados del poder y las relaciones carnales con los Estados Unidos. El cambiar de alianza, si bien no es tenerlos en contra, será quizás incrementar los cortocircuitos. Si no hay como contrapartida un beneficio político en otros ámbitos sociales, el gobierno, con el tiempo tenderá a cambiar de alianza para mantener niveles de gobernabilidad.

Pero un esquema que se asienta tomando como dados las relaciones de poder de la sociedad y no con ánimo de ir cambiándolas, solamente nalgonas conducirá a repetir lo mismo que se hace ahora. Porque el principal problema a discutir, es donde reside el poder y para quien tratamos de construirlo.

En una sociedad cuyos afectos societales están dañados, esa construcción requiere mucho esfuerzo y sus beneficios no son inmediatos y sus contradicciones variadas.

Es por ello que la Alianza debe encarar estos años no solo en administrar bien y sino en comenzar a superar las limitaciones político-institucionales actuales. Debe hacer política en el sentido de ir cambiando las relaciones de poder en la sociedad para comenzar a cambiar esta sociedad fragmentada donde, los pobres no solo son cada vez más pobres sino cada vez menos ciudadanos y los ricos son cada vez más ricos y más ciudadanos.

Gobernabilidad es atreverse a superar los límites que plantea el actual sentido común. Recrear nuevos espacios sociales para incluir a todos los argentinos que han sido excluidos durante estos años. Atreverse a imaginar alternativas y construir espacios para ello. Esta concepción de la gobernabilidad es la que vale la pena, pero es la más ardua y la que menos paga a corto plazo. Pero hacemos política para cambiar una realidad que no nos gusta, no para que la realidad nos cambie a nosotros.

Espero estas líneas sirvan de disparadores para un debate en el que todos aportemos, porque en esta empresa llamada Alianza estamos todos embarcados y su destino dependerá en gran medida de nuestras actitudes.